Noticias

CAMINOS HACIA LA INVERSIÓN EXTRANJERA

Por febrero 7, 2022 Aun no hay comentarios
[vc_row type=»in_container» full_screen_row_position=»middle» scene_position=»center» text_color=»dark» text_align=»left» overlay_strength=»0.3″ shape_divider_position=»bottom»][vc_column column_padding=»no-extra-padding» column_padding_position=»all» background_color_opacity=»1″ background_hover_color_opacity=»1″ column_link_target=»_self» column_shadow=»none» column_border_radius=»none» width=»1/1″ tablet_width_inherit=»default» tablet_text_alignment=»default» phone_text_alignment=»default» column_border_width=»none» column_border_style=»solid»][vc_column_text]Seguramente has oído hablar en algún momento sobre la inversión extranjera, debes saber que su importancia a trasmutado las barreras internacionales a tal punto de haberse constituido como uno de los puntos de partida de las relaciones exteriores y acá te enseñaremos su desarrollo en el Colombia.

La inversión extranjera se entiende como la inversión en capital hecha por parte de una persona natural o jurídica no residente en Colombia dentro del territorio nacional, incluidas las zonas francas. Siguiendo este lineamiento, su objetivo es convertirse en la principal fuente de recursos financieros de una nación, con el propósito de aportar y fortalecer al crecimiento económico de la misma, abriéndole paso dentro de los mercados internacionales.

 

Clases de inversión extranjera:

  1. Inversión Extranjera Directa: es el aporte que realiza una persona natural o jurídica proveniente del exterior a una empresa constituida en el territorio colombiano. De igual forma, se caracteriza por crear una relación accionaria entre la empresa accionista y la filial, a tal punto que la inversora podrá tener cierto porcentaje de influencia participativa en las tomas de decisiones de la filial.

 

En cuanto a su duración, la inversión se realiza con animo de permanencia, es decir, con la intención de mantenerse en el negocio dentro del país colombiano.

 

En lo referente a las formalidades exigidas para llevar a cabo esta relación, el inversionista esta obligado a registrar las inversiones: iniciales, adicionales, sustitutivas y canceladas.

 

A su vez, para su representación dentro de la inversión, el inversionista debe nombrar un apoderado en Colombia, con base a los términos legales previsto en la norma colombiana.

 

Esta inversión se puede materializar a través de:

  1. La adquisición de participaciones, acciones, cuotas sociales, aportes representativos del capital de una empresa o bonos obligatoriamente convertibles en acciones.
  2. La adquisición de derechos o participaciones en negocios fiduciarios celebrados con sociedades fiduciarias sometidas a la inspección y vigilancia de la Superintendencia Financiera de Colombia.
  3. La adquisición de inmuebles de forma directa o mediante la celebración de negocios fiduciarios o como resultado de un proceso de titularización inmobiliaria de un inmueble o de proyectos de construcción.
  4. Los aportes que realice el inversionista mediante actos o contratos, como los de colaboración, concesión, servicios de administración, licencia o aquellos que impliquen transferencia de tecnología, cuando no representen una participación en una sociedad y las rentas que genere la inversión, dependan de las utilidades de la empresa.
  5. Las inversiones al capital asignado o como inversión suplementaria al mismo, en sucursales constituidas en Colombia por personas jurídicas extranjeras.
  6. La adquisición de participación en fondos de capital privado.
  7. Inversión de Portafolio: consiste en la contribución hecha a través del mercado de valores, ergo, de los valores inscritos en el Registro Nacional de Valores y Emisores (RNVE), las participaciones en fondos de carteras colectivas y los valores listados en los sistemas de valores del extranjero.

 

En contraste con la Inversión Directa, esta se hace de forma temporal, con el propósito de establecer una relación que traiga como resultado rentabilidades a corto plazo.

 

Al hablar de su registro, encontramos que no existe una formalidad de los traspasos de esos valores, sino que con base en el Reporte Estadístico de Inversiones de Capital del Exterior de Portafolio en Colombia (IPEXT), que es transmitido por parte de los administradores de portafolio al Banco de la República de manera mensual, se debe reflejar el componente consolidado de las inversiones de portafolio que se hayan ejecutado durante cada periodo y sus respectivos movimientos.

 

Por último, la representación estará en cabeza de la entidad administradora, ya sean las sociedades comisionistas de bolsa, las fiducias y las sociedades administradoras de inversión que estén sometidas a la inspección y vigilancia de la Superintendencia Financiera de Colombia.

 

Obligaciones del inversionista:

 

  1. Designar un apoderado en Colombia, conforme las leyes colombianas.
  2. Registrar su inversión inicial, de modo directo o por medio de su respectivo apoderado, así como las inversiones adicionales y los movimientos tales como las sustituciones y las cancelaciones.
  3. Conservar en documentos toda la información que acredite el monto de la inversión, las características de la misma, las condiciones y modificaciones a su registro, con la finalidad de ponerlas a disposición de las autoridades encargadas del control y vigilancia, siempre que sean requeridos, por un período igual al de caducidad de la acción sancionatoria por infracciones al régimen cambiario y de inversiones.
  4. Las demás obligaciones originadas en normas especiales de conformidad a la calidad de la inversión, como lo son las estipulaciones en materia tributaria, contable, comercial y demás.

Derechos adquiridos por el titular: como consecuencia del debido registro de la inversión, el titular de la misma adquiere los siguientes derechos cambiarios:

  1. Enviar al país exterior las utilidades liquidas obtenidas gracias a la inversión, siempre y cuando se compruebe de forma periódica que efectivamente la inversión generó recursos.
  2. La posibilidad de reinvertir las utilidades alcanzadas o retener en el superávit las utilidades no distribuidas con derecho a giro.
  • Capitalizar las sumas con derecho a giro, que comprendan recursos en moneda nacional o cualquier otro bien o derecho, producto de obligaciones derivadas de la inversión.
  1. Remitir al exterior en moneda libremente convertible, las sumas recibidas como producto de la enajenación de la inversión dentro del territorio del país, de la liquidación de la empresa o del portafolio o de la reducción de su capital.
  2. El inversionista goza del derecho a igualdad en el trato, lo que permite que la inversión extranjera desempeñada por el no residente, tenga la misma validez y trato que las inversiones de nacionales residentes.

Procedimiento de registro: la inversión se debe registrar ante el Banco de la Republica, ya que es esta la entidad encargada de velar por su debida diligencia. Así mismo, el registro es el que otorga los derechos cambiarios de los cuales gozará el inversionista, por lo cual, el registro deberá tramitarlo el mismo, su apoderado o quien haga las veces de representante de sus intereses a través de una de las siguientes formas:

  1. Por medio de un intermediario autorizado.
  2. Por conducto de una cuenta corriente de compensación.
  3. Ante el Banco de la Republica directamente.

Como regla general, para proceder con el registro, se debe presentar una declaración de cambio por inversiones extranjeras ante el intermediario autorizado, esta declaración se conoce como el formulario No. 4, Se debe destacar que, el registro se concreta de forma automática con la sola presentación del mencionado formulario.

A su vez, se pueden registrar los abonos en las cuentas corrientes de compensación mediante la elaboración de la declaración de cambio en el formulario de relación de operaciones en cuenta corriente de compensación, advertido como el formulario No. 10.

En relación con los demás eventos, se debe diligenciar el formulario No. 11, que se refiere al formulario de registro de inversiones internacionales, junto con los documentos de soporte requeridos por el Banco de la Republica.

Actualización de la inversión extranjera: de acuerdo a la normativa colombiana, la inversión deberá actualizarse anualmente dentro de los plazos y condiciones definidos por el Banco de la República.

Para concluir, el Doctor Ismael Arciniegas Gómez ha enfatizado lo siguiente: “En los últimos años, la Inversión Extranjera Directa en el país ha registrado una tendencia creciente, convirtiéndose en la principal fuente de financiación y así, en un factor determinante de la cuenta corriente, de la cuenta de capital y de la oferta y demanda de divisas en el mercado cambiario, dentro de un marco regulatorio formalista. En Colombia hay régimen de cambios pero no control de cambios y esa es una diferencia fundamental.”.[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]

Leave a Reply