Noticias

CONOZCA COMO PROTEGER SU ACTIVIDAD COMERCIAL CONTRA TERCEROS

Por febrero 7, 2022 Aun no hay comentarios
[vc_row type=»in_container» full_screen_row_position=»middle» scene_position=»center» text_color=»dark» text_align=»left» overlay_strength=»0.3″ shape_divider_position=»bottom»][vc_column column_padding=»no-extra-padding» column_padding_position=»all» background_color_opacity=»1″ background_hover_color_opacity=»1″ column_link_target=»_self» column_shadow=»none» column_border_radius=»none» width=»1/1″ tablet_width_inherit=»default» tablet_text_alignment=»default» phone_text_alignment=»default» column_border_width=»none» column_border_style=»solid»][vc_column_text]Hoy en día, gracias a los avances científicos y tecnológicos, el mercado es altamente competitivo y novedoso, por lo que resulta necesario identificar y salvaguardar aquel conjunto de aspectos que le permiten al empresario identificar su actividad de otra, como detallaremos a lo largo de este artículo.

 

SIGNOS DISTINTIVOS

 

Son un medio, objeto o elemento cuya función es que el consumidor logre diferenciar dentro del mercado a la empresa, su establecimiento de comercio o sucursales y aquellos productos o servicios que ofrece al público. En efecto, los signos distintivos son tan importantes que pueden llegar a establecerse como parte del Good Will, que en el campo comercial se entiende como el buen nombre de la empresa, su producto o servicio.

 

Los signos que se protegen en Colombia son los siguientes:

 

Marcas: es un bien inmaterial, intangible y visible que permite diferenciar los bienes, productos o servicios de una empresa. Por lo tanto, se puede registrar como marca palabas o combinación de estas, imagines, figuras, símbolos, logotipos, monogramas, retratos, etiquetas, emblemas, escudos, letras, números, sonidos, olores, un color delimitado por una forma o una mezcla          de colores, la forma de los productos y sus envases so envolturas y la combinación de todos los mencionados.

 

Te preguntaras que es lo que se necesita para registrar una marca, aquí te lo contamos. Se necesitan tres requisitos para registrarla:

  1. Que cuente con un carácter distintivo, dicho de otra manera, que se pueda diferenciar de otro similar.
  2. Que sea susceptible de representación gráfica.
  3. Que sea perceptible por los sentidos.

 

El siguiente aspecto a mencionar consiste en los diferentes tipos de marcas que veremos a continuación:

  1. Marca nominativa: esta conformado por un conjunto de letras que sean estrictamente pronunciables, sea que tengan o no un significado real.
  2. Marca figurativa: por el contrario, esta tipología no requiere ser pronunciable puesto que la componen imágenes, dibujos, emblemas o figuras que se diferencian porque el consumidor les da un nombre.
  3. Marca mixta: se caracteriza por ser una mezcla entre la marca nominativa y la figurativa, sin embargo, uno de los dos será el elemento predominante puesto que así es como el consumidor lo distingue.
  4. Marca tridimensional: es aquella que ocupa las tres dimensiones conocidas, con esto quiero decir que contiene la peculiaridad de un ancha, alto y profundidad. Esta marca permite apreciar la forma de los productos y sus respectivos empaques.
  5. Marca sonora: esta compuesta por una medida musical o cualquier otro sonido, siempre y cuando se represente gráficamente a través de un pentagrama o cualquier medio que permita tal representación. Así mismo, se entiende como signo cuando al oírlo, se relaciona con un producto o servicio ofrecido.
  6. Marca olfativa: lo conforman los olores con la condición de ser representados gráficamente, tal como sucede con la marca sonora.

 

Por su parte, lo que se debe tener en cuenta para solicitar la protección de una marca es:

Primer paso: elegir la marca, la cual debe ser fuerte y con intensión de perdurar en e tiempo. También, se debe verificar que sea registrable.

 

Segundo paso: se deben elegir los productos o servicios ayudaran a distinguir a la marca y clasificarlos según la Clasificación Internacional de Niza.

 

Tercer paso: realizar una exhaustiva búsqueda de antecedentes marcarios, lo anterior supone validar si ya existen marcas iguales o parecidas que hayan sido previamente solicitadas o registradas. Esta consulta puede realizarse a través de la oficina virtual de la Superintendencia de Sociedades (SIC), donde se debe pagar una tasa o también, mediante una consulta gratuita en línea.

 

Cuarto paso: para obtener le registro, se debe en primera instancia pagar un valor monetario por los trámites necesarios ante la SIC, el cual es actualizado anualmente mediante resolución por la misma entidad.

 

Quinto paso: diligenciar el formulario correspondiente ante la SIC. Es de importancia recalcar que la SIC a través de su página web posee diferentes formularios para el tramite de los variados signos distintivos y cada uno especifica la documentación y/o anexos necesarios para su debida tramitación.

 

En lo concerniente al termino de duración de su registro, una marca es registrada por el termino de 10 años contados desde el momento que se otorga y se podrá renovar por el mismo tiempo en periodos y en iguales condiciones en que se concedió. Esta renovación se puede solicitar con una antelación de 6 meses a la fecha de vencimiento o durante los 6 meses posteriores a la misma, denominado este último como periodo de gracia. Por el contrario, en el caso de no acudir a la renovación, operará la caducidad del registro y como consecuencia, se extinguirá el derecho.

 

Nombre comercial: es cualquier signo que permita identificar al comerciante y a su establecimiento entre los demás dentro del mercado en el desarrollo de una actividad mercantil. Consecuentemente, se caracteriza por ser (I) personal, su uso y explotación le corresponden al propietario, (II) publico, cuando se exterioriza, es decir, se ha compartido a la vida pública, (III) ostensible, que cualquier persona que pase por en frente pueda percibirlo y (IV) continuo, se debe usar de forma ininterrumpida ya que su uso es el que otorga el derecho y su no uso conlleva a la perdida.

 

En lo referente a la adquisición de los derechos de este signo, la exclusividad se obtiene desde su primer uso dentro del comercio y se pierde cuando cesan las actividades que daban lugar a la constitución de la empresa o del establecimiento de comercio.

 

Al mismo tiempo, una empresa o establecimiento podrá tener mas de un nombre comercial y se debe tener en cuenta que este nombre puede llegar a convertirse en la razón social de la empresa u otra designación inscrita en el registro mercantil. Con todo, no significa que ambas, nombre y razón social no puedan coexistir por separado, en razón de que el nombre comercial es independiente.

 

Lemas comerciales: es una palabra, frase o leyenda utilizada como articulo complementario de una marca y se diferencia de esta última porque el lema no se constituye de figuras o sonidos.

 

Su objetivo es ayudar a publicitar la marca y por tal motivo, lleva características de la misma. En lo tocante a su solicitud de registro, esta debe especificar en el formulario la marca solicitada o registrada con la cual se asociará.

 

Enseñas comerciales: es un signo con la particularidad de ser perceptible por el sentido de la vista, permitiendo identificar un establecimiento de comercio del comerciante. A su vez, puede coincidir con la marca y el nombre comercial.

 

De igual forma, se puede componer de palabras, letras, números, dibujos, imágenes, formas, colores, logotipos, figuras, símbolos gráficos, monogramas, retratos, etiquetas, emblemas, escudos o la combinación de todos los elementos.

 

Denominaciones de origen: se entienden como una indicación geográfica conformada por la denominación de un país, el de una región o la de un lugar determinado o también puede constituirse por una zona geográfica determinada que se identifique por ser el emisor de un producto originario y cuya reputación, calidad y demás características sean principal y exclusivamente del medio geográfico en el que se produce, ya sea por factores netamente humanos o naturales.

 

 

NUEVAS CREACIONES

 

Está conformado por las patentes de invenciones, los modelos de utilidad y el registro de diseños industriales hacen parte de este grupo.

 

Patentes de invención: empecemos por definir el significado de una invención y de una patente. La primera, consiste en la idea de un inventor desarrollada con el fin de crear una solución a un problema técnico determinado y la segunda, es un titulo de propiedad otorgado por el Estado al titular de una invención con el propósito de prohibir que terceros sin licencia exploten y/o comercialicen la invención patentada.

 

Aclarado lo anterior, las patentes de invención están encaminadas a salvaguardar los nuevos productos o procedimientos que con su creación contribuyen a una nueva manera de hacer algo o a una nueva solución técnica a un problema, como resultado solo son patentables si cumple con los siguientes requisitos:

  1. Que sean nuevas, en razón a que solo las novedades permiten un progreso tecnológico.
  2. Que posean un nivel inventivo, toda vez que deben demostrar un nivel creativo que sobrepase lo ya existente.
  3. Que sean susceptibles de aplicación industrial, es decir, puede ser producido o utilizado en diferentes industrias, incluso en los servicios.

 

Por su parte, para comprender cuáles son las invenciones que debemos tener en cuenta al momento de patentar, se debe mencionar que existen dos tipos:

  1. Invenciones de producto: son aquellas que recubren una forma ya tangible y pueden ser productos independientes o pueden formar parte de uno ya existente.
  2. Invenciones de procedimiento: es una serie de etapas dirigidas a la fabricación o preparación de un producto.

 

En cuanto a la durabilidad de la patente, conlleva una protección de 20 años contados a partir de la fecha de la presentación de la solicitud.

 

Modelos de utilidad: abarca el amparo de toda nueva forma, configuración o disposición de elementos de algún artefacto, herramienta, instrumento, mecanismo u otro objeto o de alguna parte del mismo que permita un mejor funcionamiento utilización o fabricación del objeto que le incorpore o que le proporcione alguna utilidad, ventaja o efecto técnico que previamente no poseía.

 

Diseños industriales: se entiende como la apariencia de un producto compuesto por varias líneas, por la combinación de colores, por una forma bidimensional o tridimensional, contorno, textura o material sin que cambie la finalidad del mismo. Es así que, tiene como objetivo hacer del producto un algo llamativo y atractivo, convirtiendo su diseño en un valor agregado para la oferta dentro del mercado.

 

Con respecto a su protección, los diseños industriales se deben registrar ante la Superintendencia de Industria y Comercio u su duración perdurará por el termino de 10 años, contados a partir de la presentación de la solicitud y no serán prorrogables.

 

Para finalizar, el Doctor Ismael Arciniegas Gómez indica que “desde hace más de 10 años, nuestro país entró en un sistema de apertura económica, lo que resulta en la necesidad de las empresas de volverse competitivas. Así mismo, la eficiencia y el servicio ofrecido se convierten en pilares fundamentales para que el consumidor elija el servicio que se acomode a sus necesidades, mas aun cuando se ofrece un servicio atrayente para los consumidores, el cual se logra gracias a los signos distintivos”.[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]

Leave a Reply