Noticias

LOS CONTRATOS DE TRABAJO Y EL SALARIO

Por febrero 7, 2022 Aun no hay comentarios
[vc_row type=»in_container» full_screen_row_position=»middle» scene_position=»center» text_color=»dark» text_align=»left» overlay_strength=»0.3″ shape_divider_position=»bottom»][vc_column column_padding=»no-extra-padding» column_padding_position=»all» background_color_opacity=»1″ background_hover_color_opacity=»1″ column_link_target=»_self» column_shadow=»none» column_border_radius=»none» width=»1/1″ tablet_width_inherit=»default» tablet_text_alignment=»default» phone_text_alignment=»default» column_border_width=»none» column_border_style=»solid»][vc_column_text]En Colombia existe diversidad en cuanto a tipologías de contratos, que se adaptan según las necesidades del empleador y los derechos del trabajador, es así que en este articulo te contamos en que cosiste cada uno y como diferenciarlos, así como las características del salario en el país.

 

Antes de hablar sobre los contratos laborales, te preguntaras en que consiste el derecho al trabajo, bien pues es un derecho fundamental del cual gozan todas las personas, conformado por un conjunto de principios, normas y acciones que regulan las relaciones laborales individuales y colectivas entre el empleador y sus trabajadores y el cual debe ser garantizado por el Estado. Así mismo, se divide en dos ramas:

  1. El derecho laboral individual, que regula las relaciones laborales entre el empleador y sus trabajadores.
  2. El derecho laboral colectivo, que regula las relaciones laborales entre el empleador y sus trabajadores reunidos en asociaciones, sean o no sindicales.

 

Es así que, nos concentraremos en la base del derecho laboral individual que es el contrato de trabajo. De acuerdo al Código Sustantivo de Trabajo, el contrato es aquel mediante el cual una persona se obliga a prestar un servicio a otra, bajo subordinación y a cambio de una remuneración denominada salario. Por su parte, se clasifica en dos modalidades como se detalla a continuación:

  1. Según su forma:
    • Verbal: tienen el mismo valor que ellos contratos escritos, el empleador y trabajador deben acordar en qué consistirá el trabajo y el sitio donde se realizará el mismo, el termino de duración del contrato y el valor y forma de remuneración.
    • Escrito: debe contener clausulas como la identificación y domicilio de las partes, el lugar y la fecha de celebración del contrato, su duración, desahucio y terminación, el lugar en donde se haya contratado el trabajador y en donde haya de prestar el servicio, la naturaleza del trabajo, la cuantía del salario, su forma y periodos de pago.
  2. Según su duración:
    • Contrato a término indefinido: no tiene estipulada una fecha de terminación, su duración no está determinada por la actividad u obra a realizar.
    • Contrato a término fijo: tiene un límite temporal descrito en el contrato, no puede ser superior a 3 años y es renovable indefinidamente.
    • Contrato por duración de la obra o labor contratada: mediante este se realiza una obra específica y llega a su terminación en el momento que la obra llegue a su fin.
    • Contrato de aprendizaje: Es un contrato especial en el Derecho Laboral y su propósito es el suministro por parte de entidades autorizadas de los medios necesarios para que las personas adquieran una formación profesional y metódica.
    • Contrato temporal, ocasional o accidental: su duración es de máximo un mes y su finalidad es el desarrollo de actividades no rutinarias de la empresa.
    • Contrato por prestación de servicios: se establece una remuneración y no genera una relación laboral que obligue al empleador a pagar al trabajador prestaciones sociales. Se debe resaltar que, estos contratos se pueden convertir en relaciones laborales siempre que impliquen remuneración, subordinación y prestación del servicio.

 

A su vez, tenemos el salario, que es todo lo que recibe el trabajador en dinero o en especie como retribución del trabajo prestado, existen dos tipos que pueden ser complementarias y no excluyentes:

  1. ORDINARIO: se paga de forma periódica y es fijo o variable.
  2. EXTRAORDINARIO: primas, cesantías, sobresueldos, valor por horas extras, valor del trabajo por descanso obligatorio como el trabajar los domingos y festivos, recargos, vacaciones, porcentaje sobre ventas, comisiones.

 

Adicionalmente, existen las siguientes modalidades de salario:

MODALIDAD CARACTERISTICA
 

 

 

 

Salario en especie

El empleador le suministra al trabajar o a su familia en parte de pago una vivienda, educación, alimentación, vestidos, etc. Este salario solo puede ser parcial y sin exceder el 50% del salario que se devengue. Si se trata de salario mínimo, el salario en especie no puede superar el 30% del mismo.
 

Salario integral

Además del salario ordinario, incluye el pago de todas las prestaciones sociales.
 

 

 

Salario fijo y variable

En salario fijo se paga todos los meses y el trabajador recibe el mismo salario. En cambio, en el salario variable, el monto varía dependiendo de lo que se gane el trabajador y en función de lo que percibe el trabajador además del salario básico.

 

Para finalizar, debes saber que, por ley no todos los pagos hechos por parte del empleador son constitutivos de salario, como te mostraremos en seguida:

PAGOS QUE CONSTITUYEN SALARIO PAGOS QUE NO CONSTITUYEN SALARIO
Remuneración fija y variable. Las sumas que ocasionalmente y por liberalidad recibe el trabajador como primas, bonificaciones o gratificaciones ocasionales, participación de utilidades, excedentes de las empresas de economía solidaria.
Las primas habituales, exceptuando la de servicios. Lo que recibe el trabajador en dinero o en especie para desempeñar a cabalidad sus funciones como gastos de representación, medios de transporte, elementos de trabajo, etc.
Los sobresueldos. Las prestaciones sociales.
Los viáticos con destinación a manutención y alojamiento. Los suministros en especie, cuando se pacte que no tendrán el carácter de salario como alimentación, vestuario, alojamiento y estudio.
Las bonificaciones habituales. Los pagos que expresamente non son salario como lo son las vacaciones y su compensación en dinero, el subsidio familiar, viáticos accidentales, propinas y la indemnización por terminación del contrato.
El valor del trabajo en horas extras, recargo nocturno, trabajo en horas dominicales y festivos, valor de días compensatorios pagados en dinero. Los beneficios o auxilios habituales u ocasionales acordados convencional o contractualmente u otorgados en forma extralegal por el empleador como lo es la alimentación, la habitación o el vestuario y las primas extralegales.
Porcentajes o comisiones sobre ventas o cobranzas.
Vivienda, alimentación, vestuario suministrado por el empleador.
NOTA: el auxilio de transporte no constituye salario pero para efectos de liquidación de las prestaciones sociales, se incluye en la base de liquidación.

 

Para finalizar, el Doctor Ismael Arciniegas Largacha hace énfasis en lo siguiente: “La función misma de las normas laborales es regular el trabajo humano y con el propósito de concretar su alcance y contenido, se hace necesario tener una óptica capaz de identificar las situaciones de interés.”.[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]

Leave a Reply