Noticias

Estructura y constitución de las sociedades comerciales

Por diciembre 2, 2021 Aun no hay comentarios

Si deseas emprenden en Colombia y no sabes que requisitos o condiciones son los necesarios para consolidar una empresa, en este articulo te contamos cual es la estructura y el trámite necesarios para constituir una sociedad comercial. 

Una sociedad es aquella por medio de la cual se ejecutan actos mercantiles con la finalidad de que los involucrados se repartan entre si las utilidades obtenidas en la empresa o actividad social. El origen de su constitución parte de la celebración de un contrato a través del cual dos o más personas se obligan a hacer un aporte en dinero, en trabajo o en otros bienes apreciables en dinero. Ahora veamos los aspectos principales mediante los cuales se estructura una sociedad comercial: 

  1. Constitución: surge a partir del contrato social anteriormente mencionado que regula los componentes generales tales como el nombre, domicilio, objeto social, órganos sociales y las obligaciones, facultades y responsabilidades del representante legal y cada uno de los socios o accionistas. En este sentido, para que el contrato adquiera personería jurídica, debe ser registrado en su debida forma. 
  2. Posicionamiento: su funcionamiento está sujeto al registro sin requerir previa autorización de autoridad. 
  3. Reformas: tampoco requiere de autorización previa salvo en aquellos casos en los que se presente una reorganización, liquidación, entre otras, en razón a que están sujetas a la verificación de requisitos de publicidad y convocatoria para proteger los derechos de socios, acreedores y terceros. 
  4. Derechos de retiro: es la posibilidad con la que cuentan los socios o accionistas para dar por terminada su relación con la sociedad. Entre las causales se presentan las siguientes: transformación, fusión, escisión, aumento de responsabilidades de los socios o desmejora en los derechos patrimoniales expresados en utilidades. 
  5. Estados financieros: son aquellos en donde se evidencia la situación financiera de la sociedad con el propósito de evaluar las posibles irregularidades que se puedan llegar a presentar.
  6. Inspección, vigilancia y control:  por regla general, todas las sociedades constituidas en Colombia están sometidas a inspección, vigilancia y control por parte de la Superintendencia de Sociedades. No obstante, en algunas ocasiones dado su objeto social, se les asignan estas competencias a otras superintendencias. 
  7. Utilidades: es la razón por la cual se constituye la persona jurídica y se reparten con fundamentos en los estados financieros, en proporción a la parte pagada del valor nominal de las acciones, cuotas o partes de interés social de cada socio. 
  8. Disolución y liquidación: mediante la disolución se suspende el desarrollo del objeto social y se finiquita su operación al llegar a una liquidación. Las causales de disolución son taxativas, es decir, están descritas dentro del Código de Comercio. En cuanto a la liquidación, su objetivo es realizar activos para cancelar pasivos, esto significa que se deben cancelar las deudas con los acreedores. 

Ahora bien, vamos a concentrarnos en su constitución, la cual se efectuará por medio de una escritura pública o documento privado según el caso. Estos deben contener:

  1. El nombre y domicilio de las personas que intervengan como otorgantes, junto con su nacionalidad y documento de identificación legal.
  2. El tipo societario que se constituye y el nombre de la misma.
  3. El domicilio de la sociedad y el de las distintas sucursales que se establezcan en el mismo acto de constitución.
  4. El objeto social, esto es, la empresa o negocio de la sociedad, haciendo una enunciación clara y completa de las actividades principales. 
  5. El capital social, la parte del mismo que se suscribe y la que se paga por cada asociado en el acto de la constitución. En las sociedades por acciones deberá expresarse, además, el capital suscrito y el pagado, la clase y valor nominal de las acciones representativas del capital, la forma y términos en que deberán cancelarse las cuotas debidas.
  6. La forma de administrar los negocios sociales, con indicación de las atribuciones y facultades de los administradores, y de las que se reserven los asociados, las asambleas y las juntas de socios.
  7. La época y la forma de convocar y constituir la asamblea o la junta de socios en sesiones ordinarias o extraordinarias, y la manera de deliberar y tomar los acuerdos.
  8. Las fechas en que deben hacerse inventarios y balances generales, y la forma en que han de distribuirse los beneficios o utilidades de cada ejercicio social.
  9. La duración precisa de la sociedad y las causales de disolución anticipada de la misma.
  10. La forma de hacer la liquidación, una vez disuelta la sociedad, con indicación de los bienes que hayan de ser restituidos o distribuidos en especie.
  11. Si las diferencias que ocurran a los asociados entre sí o con la sociedad, con motivo del contrato social, han de someterse a decisión arbitral o de amigables componedores y, en caso afirmativo, la forma de hacer la designación de los árbitros o amigables componedores.
  12. El nombre y domicilio de la persona o personas que han de representar legalmente a la sociedad, precisando sus facultades y obligaciones.
  13. Las facultades y obligaciones del revisor fiscal.

Considerando lo mencionado y para que la sociedad adquiera personería jurídica, la copia de la escritura pública o documento privado debe ser inscrita en el registro mercantil de la Cámara de Comercio del lugar donde la sociedad establezca su domicilio principal y en aquellos casos que involucren sucursales o se fijen otros domicilios, se debe registrar también en los lugares donde se encuentren dichas sucursales cuando no pertenezcan al mismo distrito del principal. Así mismo, se pueden presentar situaciones en las que se hagan aportes de inmuebles o de derechos reales relativos a dicha clase de bienes, o se establezcan gravámenes o limitaciones sobre los mismos, por lo cual, la escritura social deberá registrarse en la forma y lugar prescritos en el Código Civil para los actos relacionados con la propiedad inmueble. 

De lo anterior, se entiende que la finalidad del registro consiste en la consolidación de la sociedad como una persona jurídica distinta de los socios individualmente considerados y contraiga derechos y obligaciones. Como consecuencia del no registro, el contrato será inoponible a terceros, es decir, no será eficaz ni objetable, aunque se haya consumado la entrega de los aportes de los socios.

Leave a Reply