Noticias

RUTA HACIA LA PROTECCIÓN DE LAS CREACIONES INTELECTUALES

Por febrero 7, 2022 Aun no hay comentarios
[vc_row type=»in_container» full_screen_row_position=»middle» scene_position=»center» text_color=»dark» text_align=»left» overlay_strength=»0.3″ shape_divider_position=»bottom»][vc_column column_padding=»no-extra-padding» column_padding_position=»all» background_color_opacity=»1″ background_hover_color_opacity=»1″ column_link_target=»_self» column_shadow=»none» column_border_radius=»none» width=»1/1″ tablet_width_inherit=»default» tablet_text_alignment=»default» phone_text_alignment=»default» column_border_width=»none» column_border_style=»solid»][vc_column_text]La propiedad intelectual es la protección que otorga la ley a aquellas creaciones del hombre dentro de las áreas de las artes, la técnica, obtenciones vegetales, la industria, etc. Así las cosas, en este articulo expondremos los aspectos mas relevantes en el marco de su protección.

 

Por su parte, los titulares de esta, adquieren los derechos exclusivos de fabricación, distinción o comercialización de aquel producto o servicio que sea de su creación y la exclusividad de estos, se rige por la prohibición de que terceros fabriquen o comercialicen el producto o servicio protegido, ya que quien lo haga sin autorización o licencia del titular puede ser sancionado económicamente.

 

La propiedad intelectual se divide en 2 ramas: los derechos de autor y la propiedad industrial:

 

DERECHOS DE AUTOR

 

Tienen por objeto salvaguardar derechos patrimoniales (estimados en dinero) y extrapatrimoniales (derechos morales) y se clasifican en dos grupos, los derechos de autor y los derechos conexos.

 

Derechos de autor: son las creaciones literarias y artísticas, las creaciones en el campo de la cultura y el entretenimiento, en el medio empresarial, la academia y las redes de información. En lo referente al momento en el que se pueda hacer uso de los mismos, estos se adquieren desde la creación de la obra.

 

En cuanto a su protección en Colombia, si el titular de la obra es el propio creador o sus herederos, abarca toda la vida del autor e incluso durante 80 años posteriores al 31 de diciembre del año de su muerte. Una vez vencido este término, la obra serán de domino público, pudiendo ser usadas y explotadas por terceros sin necesidad de autorización.

 

En el caso de que el titular sea una persona jurídica, su resguardo se extiende por 70 años contados a partir de la primera publicación autorizada de la obra; no obstante, si dentro de los 50 años siguientes a la creación no se ha publicado la primera la primera de forma autorizada, el plazo de su protección será de 70 años contados desde la creación y no desde la publicación como se mencionó al inicio de este párrafo.

 

Por lo que se refiere a una persona natural diferente al autor o sus herederos, teniéndose como titular del derecho, su amparo persiste durante la vida del  autor y los 50 años siguientes a su deceso, contados a partir del 31 de diciembre del año del respectivo y tratándose de los herederos cuando no es el creador, se entiende que es hasta los 80 años, siempre y cuando el autor y el adquiriente, no hayan pactado que la obra sea convertida al domino publico una vez cumplidos los 50 años, ya que siempre existirá la oportunidad de evaluar esta posibilidad.

Por último, si hablamos de obras colectivas, anónimas y audiovisuales en donde la titularidad recaiga sobre una persona natural, su salvaguarda será de 80 años desde la primera publicación.

 

Derechos conexos: constituye el trabajo de aquellas personas que gracias a su labor logran que las obras sean publicadas y/o divulgadas, es así que dentro de este grupo encontramos: las interpretación o ejecuciones artísticas, las emisiones de radiodifusión, las señales de los canales de televisión y los fonogramas entendidos como las grabaciones musicales. Estos derechos se adquieren desde que existe la prestación protegible.

 

Con respecto a su protección, se mantendrá en el tiempo durante todo el tiempo de existencia de la persona y por 80 días de mas a partir de la muerte de la misma, cuando el titular sea una persona natural.

 

En el evento de que la titularidad este en cabeza de una persona jurídica, el termino de amparo será de 50 años, contados desde el ultimo día del año en que se dio la interpretación o ejecución, la emisión de la radiodifusión o la primera publicación del fonograma; en contraste, si este último no fuere publicado, empezará a contar a partir de su primera publicación.

 

Para finalizar, es de entera importancia precisar que le corresponde a la Dirección Nacional de Derecho de Autor como autoridad competente, el debido procedimiento de registro y garantía de los mencionados derechos, tanto los de autor como los conexos. Es así que, en los casos en que se configure una infracción contra los mismos, los titulares podrán instaurar las siguientes acciones:

 

  1. Acción civil declarativa y de condena en cuanto a los derechos de autor.
  2. Acción civil para el cobro de honorarios por concepto de ejecución pública.
  3. Medidas cautelares.
  4. Acción por competencia desleal.
  5. Acción penal por los delitos de violación de los derechos morales de autor, violación de los derechos patrimoniales de autor y conexos y violación a los mecanismos de protección de derecho de autor y derechos conexos y otras defraudaciones.

 

 

PROPIEDAD INDUSTRIAL

 

Se consolida en el amparo por un lado, de las nuevas creaciones técnicas, en donde se encuentran las patentes de invensiones, los modelos de utilidad y el registro de diseños industriales; y por otro lado, los signos distintivos necesarios en el comercio como lo son las marcas, los lemas, nombres y enseñas comerciales. La autoridad encargada de velar por su debido registro y cumplimiento es la Superintendencia de Industria y Comercio.

 

Por regla general, se adquieren a partir de su registro, sin embargo, tratándose del nombre y enseña comercial, se adquieren desde el uso y en cuanto al secreto empresarial, desde la posesión del mismo. Con respecto a su duración, esta es limitada en el tiempo, pero tratándose de signos distintivos, su termino de protección puede ser renovable de forma indefinida.

 

En ocasión de infracción a las nuevas creaciones, el titular podrá iniciar:

 

  1. Acción por infracción de derechos de propiedad industrial.
  2. Acción reivindicatoria.
  3. Medidas cautelares.
  4. Acción por competencia desleal.
  5. Acción penal por los delios de usurpación de derechos de propiedad industrial y derechos de obtentores de variedades vegetales y uso ilegitimo de patentes.

 

Para finalizar, cuando acontece una infracción a los signos distintivos, el titular podrá emprender las siguientes acciones:

 

  1. Acción por infracción de derechos de propiedad industrial.
  2. Acción reivindicatoria.
  3. Medidas cautelares.
  4. Acción por competencia desleal.
  5. Acción penal por el delito de usurpación de derechos de propiedad industrial.

En este sentido, el Doctor Ismael Arciniegas Largacha afirma lo siguiente: “Colombia cuenta con un régimen de propiedad industrial acorde a las exigencias internacionales que como parte de comunidad activas es bastante riguroso”.[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]

Leave a Reply